The Private Eye de Marcos Martín y Brian K. Vaughan. ¿Un inminente cambio en el modelo de negocio?

El sábado pasado, Antonio Martín – veterano y reputado editor de cómics -, desató la tormenta perfecta, dibujando un panorama absolutamente desolador para la industria del cómic en España.

El modelo tradicional está condenado a la inanición frente a los duros tiempos que corren. Un modelo basado en la sobreproducción, en los abusivos intermediarios y en el ninguneo genérico hacia los autores. El Tío Berni (Entrecómics Cómics) lo ilustraba perfectamente en su web: “Una editorial saca una obra y la entrega a la distribuidora. La distribuidora le paga todos los ejemplares distribuidos y con ese dinero la editorial continúa editando libros. La editorial no tiene datos reales de ejemplares vendidos, solo de distribuidos. Meses después llegan las devoluciones y la editorial tiene que reintegrar a la distribuidora el importe de los libros no vendidos. Si esas devoluciones son muy altas, es un agujero casi imposible de tapar por la editorial, que lo que hace es huir hacia delante publicando más obras para que la distribuidora vuelva a hacerle esa especie de préstamo, y provocando un efecto bola de nieve muy peligroso”. Sólo hacía falta un empujoncito para que la burbuja estallara, y este ha llegado disfrazado de una falta de liquidez galopante a todos los niveles (bancos, distribuidoras, consumidores…).

Es hora de reinventarse.

Antes de nada, cabe apuntar que cualquier modelo, por muy innovador y eficaz que luzca, puede perfectamente acabar fagocitado por la preocupante situación socioeconómica que atravesamos. No obstante, hay que intentarlo.

Desde el punto de vista del lector, poco menos que se pueden dar palos de ciego a la hora de analizar el tema. La industria del cómic española siempre se ha caracterizado por su falta de transparencia, sobre todo en cuanto a cifras, por lo que era muy complicado hacer un diagnóstico medianamente serio del asunto. El principal síntoma del hermetismo en las editoriales, se ha podido comprobar en la relativa sorpresa que ha producido el texto de Antonio Martín entre críticos y aficionados, totalmente desconocedores de los datos reales. Muchos pensábamos que los números no salían y que la industria estaba debilitada, pero la realidad es mucho más cruda: el enfermo parece que va a entrar en coma.

Las fórmulas del cambio pueden ser numerosas (algunas de ellas ya se están utilizando), y la mentalidad debe evolucionar, desde el editor hasta el consumidor habitual. Se especula con abaratar los materiales y hacerlos más asequibles al consumidor, de prescindir de algunos intermediarios (distribuidoras, sobre todo), realizar un reparto más equitativo entre editores y autores, una promoción más efectiva e inteligente, etc.

¿Y el cómic digital? ¿Puede ser una solución a largo plazo? Difícil de saber a estas alturas, pero hay quien ya ha movido ficha.

The Private Eye

The private eye Follow

¿Cuál sería el modo de difundir lo máximo posible un cómic al mínimo coste? Parece que es la pregunta que tanto Marcos Martín y Brian K. Vaughan se hicieron cuando empezaron a rumiar su The Private Eye.

La fórmula es sencilla, el lector paga lo que quiere o puede, a cambio de un cómic digital de 32 páginas, en tres formatos (PDF, CBR o CBZ) y tres idiomas (inglés, castellano o catalán) para elegir. Hablamos de tener una novedad mundial en nuestro idioma en lo que tardamos en hacer click. Para ello, han creado una plataforma llamada Panel Syndicate, desde la que venderán sus cómics.

¿Estamos ante el comienzo del cambio de modelo? Pues es pronto para afirmarlo, pues se trata de un proyecto cuyo recorrido es aún corto, pero puede que los tiros vayan en esa dirección. Es indudable que tiene puntos fuertes que apuntan al éxito, al menos a priori:

1) El precio lo pone el consumidor. Desde 0 centavos al infinito, aunque para no volvernos locos, los autores recomiendan la cantidad de 0,99 centavos.

2) Autores de prestigio. Marcos Martín y Brian K. Vaughan están en un estupendo momento en sus respectivas carreras. Son, en sí mismos, la mejor campaña de promoción posible, y a su vez, el principal “pero” a la hora de extrapolar este modelo a otros autores no tan conocidos.

3) Eliminación de intermediarios. Ni distribuidoras, ni imprentas, ni librerías. Autor y consumidor estrechan su relación y los primeros, además de abaratar costes, se llevan prácticamente todo el montante por su trabajo. Prescindir de actores y tirar por un formato más económico, supone también un alivio para el consumidor, eso sin mencionar la inmediatez y comodidad con la que se adquiere el cómic sin moverte de casa.

4) Un buen producto. The private eye lo es y ha empezado de una manera formidable. El tema es de lo más sugerente: una distopía futurista donde no existe Internet, debido al estallido de la nube unos años antes. Durante 40 días, toda la información que circulaba en la red estuvo a disposición de quien quisiera indagar en ella, desde búsquedas personales, hasta cuentas bancarias con sus claves, pasando por fotografías personales… La consecuencia tras el caos, es una sociedad cuyo bien más preciado es la intimidad, y para salvaguardarla, todos los ciudadanos tienen una identidad secreta para relacionarse con los demás.

The private eye Like

Desde el punto de vista visual, el trabajo de Marcos Martín a los lápices es enormemente atractivo y redondea esta estupenda propuesta, que no ha pasado desapercibida, desde luego.

Hace un año me habría parecido impensable la posibilidad de pagar por un cómic digital. Es evidente que los tiempos y las mentalidades cambian, a veces deben hacerlo.

Os recuerdo que lo podéis adquirir en Panel Syndicate.

Anuncios

Un pensamiento en “The Private Eye de Marcos Martín y Brian K. Vaughan. ¿Un inminente cambio en el modelo de negocio?

  1. […] Para no repetirme, echadle un vistazo a The Private Eye de Marcos Martín y Brian K. Vaughan. ¿Un inminente cambio en el modelo de negocio… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s