Journey, de Aaron Becker

Llegar y besar el santo. Eso es justo lo que muchos pueden haber pensado del exitoso debut de Aaron Becker en el campo de la ilustración infantil. Pero nada más lejos de la realidad: Journey ha sido el final (más bien, la primera parada) de un largo viaje de 15 años.

Tal y como le pasó a muchos chicos de su generación, Aaron Becker creció en Baltimore bajo el influjo de las misiones del programa Apolo, con el añadido de convivir con una profesora de Astronomía encarnada en su madre. La era de los aspirantes a astronauta le convirtió en un chaval soñador, que con el tiempo, aprendió a volcar su torrente imaginativo en un bloc de dibujo.

Durante los últimos coletazos de los 90, después de abandonar un insatisfactorio empleo en San Francisco, Aaron Becker acudió a una conferencia sobre literatura infantil en Monterrey (California), y en ella, pudo tener un primer contacto con el ambiente editorial del sector, y más concretamente, con uno de los editores de Candlewick Press.  Algunas propuestas sin éxito después, decidió volver a la escuela de arte. Es probable que Aaron Becker no alcanzara a imaginar que, tras finalizar sus estudios, acabaría trabajando a las ordenes de Robert Zemeckis, entre otros.

Bangkok on a Beetle

Bangkok on a Beetle

Aaron Becker encontró su hueco en el cine de animación, trabajado en el Departamento de Arte (Diseño de fondos, personajes, modelado 3D, arte conceptual) de importantes producciones como The Polar Express (2004), Monster House (2006), A Christmas Carol (2009) o Mars Needs Mons (2011), lo que le terminó proporcionando una gran experiencia en campos como el de la ilustración.

A pesar de tener una sólida carrera ligada al cine, nunca aparcó del todo la idea de crear su propio libro de ilustraciones infantiles, principal motivo que le había llevado a Monterrey, y a su primer encuentro con algunas editoriales infantiles, algunos años atrás.

Finalmente, después de intentar que varias editoriales pusieran en marcha su proyecto, el mismo editor de Candlewick Press que le dio la negativa en California hacía unos 15 años, se interesó por su idea. Tres lustros después, el círculo se cerraba y nacía Journey.

Journey 04

Journey es una vistosa e imaginativa historia muda, elaborada a través de una serie de acuarelas que funcionan a la perfección como hilo narrativo, prescindiendo totalmente de cualquier texto. Mientras Aaron Becker trabajaba en los bocetos de las ilustraciones, pudo comprobar cómo estas funcionaban por sí solas, y es que, con los años y su experiencia en el séptimo arte, había terminado por entender los mecanismos narrativos que requería un libro de ilustraciones infantil como este.

En Journey, nos encontramos con una historia en la mejor tradición del realismo mágico. Una niña intenta huir de su anodina realidad utilizando un lápiz mágico que le puede transportar a otras realidades. La imaginación como único límite. El magnífico book tráiler, que Candlewick Press creó para la promoción del libro, capta perfectamente la esencia de la obra de Aaron Becker:

Las referencias e influencias – conscientes e inconscientes – saltan a la vista con facilidad. Es difícil no pensar en el clásico infantil Harold and the Purple Crayon o en películas como el Laberinto del Fauno cuando pensamos en el elemento mágico principal del relato. De una manera mucho más consciente Aaron Becker se basa en la obra de David Macaulay a la hora de diseñar ciudades como la de Pallonezia, donde incluso se atreve a camuflar un observatorio, en homenaje a su madre.

Journey 02

Journey ha sido uno de los 10 ganadores de los prestigiosos New York Times Best Illustrated Children’s Books Awards de 2013, hecho que le ha servido de trampolín para trascender fuera de las fronteras estadounidenses – también ha ayudado una fugaz foto de Barack Obama haciéndose con un ejemplar -.

Journey, es en teoría, un libro para niños; el rango de edad recomendado por la editorial es de 4 a 8 años, pero estoy totalmente en desacuerdo con esa restricción. Journey sólo está sujeto a un rango, el que separa a los mundanos de los ilusos.

Ah, una buena noticia, Journey es la primera parte de una trilogía.

Para terminar, os dejo un making of muy recomendable:

Anuncios

Un pensamiento en “Journey, de Aaron Becker

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Llegar y besar el santo. Eso es justo lo que muchos pueden haber pensado del exitoso debut de Aaron Becker en el campo de la ilustración infantil. Pero nada más lejos de la realidad: Journey ha sido el final (más bien, la pri..…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s