La letra pequeña

Donatella era una diseñadora de éxito. Poseía dinero, poder e influencia. También tenía una obsesión: no envejecer. Un pacto con una deidad antigua -Jezbeth se hacía llamar- le proporcionaría juventud eterna. Lástima que no mirara la letra pequeña del contrato.

La letra pequeña

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s