Doom, de Álex de la Iglesia

Intuyo que las esquivas realidades alternativas que nos sobrevuelan deben estar plagadas de proyectos cinematográficos que nunca vieron la luz en nuestra cruda existencia. La rumorología y la mitomanía han terminado por convertir a esos proyectos marchitos en una auténtica obsesión colectiva, que no ha hecho más que aumentar con el paso de los años.

Dentro del misticismo que acompaña a estos proyectos, muchos pertenecientes al género fantástico, destaca el Dune de Alejandro Jodorowsky, que consiguió juntar a un equipo imposible en lo que parecía que iba a ser una superproducción de arte y ensayo. Salvador Dalí, H.R. Giger, Orson Welles, Pink Floyd, Mick Jagger, David Carradine y Jean Giroud fueron algunos de los pesos pesados que la febril locura de Jodorowsky arrastró. Eso sí, aún sin llevarse a cabo, ejerció una poderosa influencia en la ciencia-ficción cinematográfica y comiquera de los años posteriores.

Sigue leyendo

Los mejores cómics de 2016

Apurando hasta la última lectura, casi me planto en Febrero para completar esta -cada vez más numerosa- lista con los mejores cómics que un servidor ha catado durante 2016.

Dos conclusiones al echarle un rápido repaso: se trata de una lista tremendamente heterogénea, cosa que, en muchos sentidos, le puede otorgar cierta utilidad, es decir, toda la utilidad que puede llegar a tener una lista de esta calado.

En segundo lugar, desde que hago estas listas, no recuerdo otro momento en el que tuviera tan claro el mejor cómic del año. Es probable que todo obedezca a que he tenido la suerte de toparme con el mejor cómic que he leído desde que escribo en este blog.

Empezamos.

Sigue leyendo

Los mejores cómics de 2015

Después de la intensa recta final de 2015, absolutamente plagada de novedades, me he tomado todo el tiempo posible para confeccionar la clásica lista anual con los mejores cómics. Había mucho por leer y temía dejar la lista coja, tal y como sucedió el año pasado con la exclusión de Las Meninas, de Santiago García y Javier Olivares. Una lectura lamentablemente tardía.

Haciendo balance, el cómic nacional sigue gozando de buena salud, pero no se puede negar que las obras foráneas se han llevado el gato al agua en este 2015. Creo que es difícil de rebatir.

Sin más dilación, vamos al lío:

Sigue leyendo

Death Metal, satanismo y click-baiting

Click: presión breve que se efectúa sobre el ratón del ordenador para que este actúe.

Bait: persona o cosa que se utiliza para atraer de manera engañosa o inducir a una acción.

Corren malos tiempos para el periodismo. La información lleva tiempo siendo oficialmente un bien mercantil más y, como tal, cobra relevancia si genera ganancia. Después de los atentados de ayer, las malas prácticas pueden elevarse a la enésima potencia, sobre todo en los medios digitales.

El faro de Vigo Luis M. Alonso acaban de dar una lección magistral de todo lo que no se debe hacer, a propósito de los asesinatos en la sala de conciertos Bataclan de París.

Sigue leyendo

Mataré a vuestros muertos, de Daniel Ausente

Esta ciudad te deshumaniza por completo; esa fue la contundente conclusión de un buen amigo, después de disertar durante un rato sobre la experiencia de vivir en Madrid.

Sin sorprenderme un ápice, hice un repaso mental de todos los amigos o conocidos que han terminando huyendo de la capital, ya sea al extrarradio, a otras comunidades o lejos de nuestras fronteras. Mientras intentaba recordar los motivos que les empujaron a marcharse, no pude evitar acordarme de la visión de Madrid que Alex de la Iglesia nos regaló hace 20 años con ‘El día de la bestia’.

Sigue leyendo

Los mejores cómics de 2014

Quizá nos falta algo de perspectiva para catalogar 2014 como un año bueno o malo para el noveno arte. Quizá un síntoma positivo es la ampliación de este listado anual de 10 a 15 cómics por primera vez. También puede ser que me esté volviendo un poco blando con los años.

Aquí va otra de esas injustas y cansinas listas con lo mejor del año.

Sigue leyendo

Enemigo mío

El pasado 11 de Noviembre Manel Fontdevila publicó un chiste en eldiario.es que me hizo torcer el gesto. En él se establecía un paralelismo entre PODEMOS y el PSOE de los 80, recordando el cambio de posición del gobierno socialista respecto a la OTAN.

El chiste es elucubrador y especulativo, sí, pero no es el problema que le veo. El chiste tiene una pretendida vocación de desmarque que ya hemos podido sufrir desde otros ámbitos de la cultura, no sin cierta vergüenza ajena. No es más que la postura facilona del pesimista que va de vuelta de todo, que cree que el futuro está escrito y que sabe el final de la película, mientras que nosotros, pobres ilusos, no somos capaces de verlo.

Nadie es clarividente, y mucho menos Manel Fontdevila, que a comienzos de 2010 se mofaba de la movilización de los internautas contra la Ley Sinde, que con el tiempo, acabaría convirtiéndose en el germen del movimiento 15-M.

Sigue leyendo