Oscuridades Programadas, de Sarah Glidden

Hace no demasiado tiempo, una de las responsables del Huffington Post en España comentaba en la radio, a cuento de Los surcos del azar de Paco Roca, que era una lectura estupenda para que los jóvenes conocieran de primera mano la historia de la 9ª Compañía de la 2ª División Blindada de la Francia libre, recordemos, con un papel fundamental en la liberación de París durante la Segunda Guerra Mundial.

El matiz de las palabras de la periodista no son baladí: los jóvenes. Que un periodista relevante esté anclado en la anquilosada visión que dictamina que un medio como el cómic tiene un cariz infantil/juvenil, deja bastantes pistas de los tremendos prejuicios que sufre el 9º arte en nuestro país. Sigue leyendo

Los cuadernos de Esther. Historias de mis 10 años, de Riad Sattouf

Hace un par de semanas, la hija de 10 años de una amiga se le acercó con decisión y le espetó una frase -más o menos literal- que aterrorizaría a muchos padres con la guardia baja: “Mamá, ya sé todo sobre el sexo, el porno y todas esas cosas”. La sorpresa de un adulto frente a una inesperada revelación de esta calado, tiene mucho que ver con la distancia, a menudo inconsciente, del mundo adulto del infantil/adolescente (en este caso prepúber, para ser más exactos). Distancia que clava sus raíces en la falta de comunicación, consecuencia probable de un tren de vida tan vertiginoso que a menudo nos hace olvidar las cosas realmente importantes.

Mi amiga, que obviamente no salía de su asombro, tuvo una conversación sincera -con algún leve eufemismo- centrada en tender puentes con su hija. Desde luego, tomo nota para el futuro.

Sigue leyendo

Un policía en la luna, de Tom Gauld

“A medida que envejezco siento que el único tema de la literatura -y probablemente de todo lo demás- es el paso del Tiempo”. Fernando Marías, en el epílogo de ‘La Casa’, de Paco Roca.

Vamos a comenzar con un ejercicio de introspección pretérita. ¿Recordáis cómo os imaginabais el futuro allá por la adolescencia? ¿Qué expectativas teníais? ¿Se parece en algo vuestro presente al futuro proyectado años atrás?

Tom Gauld aparca el formato que tanto domina, el de la tira cómica, para volver a sumergirse en una historia larga tras su aclamada Goliat, una de esas inesperadas sorpresas que nos deparó el mundillo en 2012. Y tal como ocurriera entonces, Un policía en la luna vuelve a poner en relieve la increíble capacidad del autor escocés para, a través del minimalismo y la sobriedad, alcanzar cotas de emotividad y reflexión al alcance de muy pocos.

Sigue leyendo

Los mejores cómics de 2016

Apurando hasta la última lectura, casi me planto en Febrero para completar esta -cada vez más numerosa- lista con los mejores cómics que un servidor ha catado durante 2016.

Dos conclusiones al echarle un rápido repaso: se trata de una lista tremendamente heterogénea, cosa que, en muchos sentidos, le puede otorgar cierta utilidad, es decir, toda la utilidad que puede llegar a tener una lista de esta calado.

En segundo lugar, desde que hago estas listas, no recuerdo otro momento en el que tuviera tan claro el mejor cómic del año. Es probable que todo obedezca a que he tenido la suerte de toparme con el mejor cómic que he leído desde que escribo en este blog.

Empezamos.

Sigue leyendo

Welcome to Sinope (III)

Todavía ando liado con las últimas lecturas para configurar la ya tradicional lista con los mejores cómics del año. Mientras tanto, sacudo el cajón de sastre de entrevistas, noticias y curiosidades del mundillo que he ido acumulando en mi lista de favoritos desde el último Welcome to Sinope, y como no podía ser de otra forma, lo comparto con vosotros.

Allá vamos.

Sigue leyendo

Palos de ciego, de El Irra

“Se sabe más del camino por haber viajado en él que por todas las conjeturas y descripciones del mundo.” William Hazlitt.

Creo recordar que era en Barrio, de Fernando León de Aranoa, donde uno de los protagonistas soñaba con crecer 15 o 20 años en lo que se tardaba en chasquear los dedos. Alcanzar la vida adulta, sorteando el hastío que un adolescente del extrarradio de Madrid tenía ante sí como principal decorado vital, podía parecer una buena idea.

Si el adulto que esperaba a ese adolescente de ficción viviera en 2016, estaría aterrado con la idea que anhelaba en su adolescencia. Ahora, detrás de ese chasqueo, podría estar directamente el abismo.

Sigue leyendo