Death Metal, satanismo y click-baiting

Click: presión breve que se efectúa sobre el ratón del ordenador para que este actúe.

Bait: persona o cosa que se utiliza para atraer de manera engañosa o inducir a una acción.

Corren malos tiempos para el periodismo. La información lleva tiempo siendo oficialmente un bien mercantil más y, como tal, cobra relevancia si genera ganancia. Después de los atentados de ayer, las malas prácticas pueden elevarse a la enésima potencia, sobre todo en los medios digitales.

El faro de Vigo Luis M. Alonso acaban de dar una lección magistral de todo lo que no se debe hacer, a propósito de los asesinatos en la sala de conciertos Bataclan de París.

Luis M. Alonso escribía en estos términos:

El encabezado de la noticia en la versión digital de El Faro de Vigo

El encabezado de la noticia en la versión digital de El Faro de Vigo

“Música satánica para una carnicería.

Un grupo de “death metal” tocaba cuando entraron los terroristas cargados de armas y bombas.

En la sala parisina de conciertos Bataclan, alrededor de las nueve y veinte de la noche, tocaba ayer un grupo inglés de “death metal”, música satánica, cuando sonaron los primeros disparos. En los alrededores creyeron que se trataba de petardos. Luego, inmediatamente, el ruido dejó paso al caos y el pánico: un número indeterminado de cuerpos yacían sobre el suelo […]“.

Esta redacción se movía entre la desinformación y la pura y dura mala intención; traduciéndose en una metedura de pata de proporciones mayúsculas. Eagles of death metal es una banda de hard rock californiana caracterizada por sus letras irónicas y sus ritmos moviditos. Ni satánicos, ni británicos, ni Death Metal… Un solo click le habría ahorrado el embrollo al bueno de Luis M. Alonso.

Es grave que un periodista escriba tan alegremente de temas que no domina sin informarse; en este caso el ridículo alcanzado es estratosférico. Aunque mucho peor se ponen las cosas si entramos en el complicado apartado de la intencionalidad. ¿Qué perseguía el autor destacando el supuesto carácter satánico de la banda en un titular que debería informar sobre un atroz atentado terrorista? ¿Pretendía desesperadamente un rentable click-baiting? ¿Buscaba a alguien más para criminalizar?

Saquen sus propias conclusiones, pero el tufo amarillista es difícil de disipar.

Después de reparar en los errores de bulto -mofa y befa de la red mediante-, El Faro de Vigo, rizando el rizo del periodismo de baja estofa, termina por modificar el titular sin dar mayores explicaciones.Y aquí no ha pasado nada. Afortunadamente, siempre nos quedarán las versiones impresas.

tuthDaB

Versión impresa perteneciente al diario La Nueva España

De todos modos, dentro del grupo Editorial Prensa Ibérdiarica, S.A., al que pertenece El Faro de Vigo, existen otros diarios digitales como El Diario de Las Palmas que aún conservan la información original.

Mientras que los medios deciden borrar con el codo lo que escriben con la mano, estamos en la obligación de denunciar este tipo de prácticas. No nos merecemos esta prensa.

Para finalizar, os dejo unos satánicos momentos musicales:

Anuncios

4 pensamientos en “Death Metal, satanismo y click-baiting

  1. […] que está recibiendo el grupo en los medios generalistas es cuestionable. Y no sólo porque algún despistado les haya llamado […]

  2. Jorge dice:

    Estimado Alfonso,

    Te escribo como Community Manager de Faro de Vigo y quiero dejar claro que esto lo hago a título personal. Quería hacer algunas matizaciones sobre el artículo que has publicado y que, aunque no son una excusa, ‘limpian’ el nombre de la marca Faro de Vigo.

    Como bien apuntas, el periódico pertenece a un grupo editorial de 17 cabeceras. El sábado apareció publicada en la contraportada del periódico el artículo de Luis M. Alonso y desde primera hora se desató el infierno que te relataré un poco más tarde.

    La cuestión es que quería puntualizar lo siguiente. Luis M. Alonso es redactor y firma de uno de los periódicos del grupo pero no pertenece a Faro de Vigo. Actualmente forma parte de la plantilla de La Nueva España, en Asturias. El artículo, escrito desde allí, se compartió entre varias cabeceras y, como era de esperar, desató una oleada de críticas.

    Cierto que la captura que aparece en el artículo pertenece a la web del periódico Faronde Vigo pero la fotografía de la edición impresa corresponde a un ejemplar de La Nueva España. Ya he visto la imagen en Foro Coches, circulando por Twitter y llevo días tratando de que se modifique la atribución al Faro de Vigo de ese artículo impreso pues no se corresponde con la realidad.

    Ahora, sin entrar en detalle, resumo los hechos ocurridos el sábado.

    Como gestor de las redes sociales de Faro de Vigo, el sábado (día libre), recibo una llamada desde la redacción digital indicando que se estaban recibiendo decenas de mensajes de protesta sobre el artículo. Hasta ese momento no había tenido la oportunidad de leerlo. Sin saber el nombre del grupo que tocaba en la Bataclán, leí el artículo sin por ello admitir que el titular y la nota “música satánica” eran aspectos desafortunados para el momento en el que nos encontrábamos. En el artículo tampoco se mencionaba al grupo. Después de hacer una búsqueda simple en Google fue entonces cuando me di cuenta del gran error de Concepción de la pieza de Luis M. Alonso.

    Inmediatamente se puso en conocimiento de la dirección del periódico, de la redacción de La Nueva España y se procedió a la retirada de la web hasta que se revisase el contenido.

    Por norma, en Faro de Vigo no modificamos contenidos sin el permiso u orden del autor o la dirección. A esas horas ya había contestado a un centenar de mensajes en Facebook.

    Horas después nos enteramos de que en La Nueva España se había modificado el texto por lo que procedimos a hacer lo mismo y te publicamos el artículo.

    Como Community Manager hice constar la necesidad de publicar un mensaje público de disculpa por el vergonzoso error cometido.

    La dirección de Faro de Vigo, lo entenderéis mejor así, se encuentra en un proceso de asimilación de lo que supone la presencia de una marca en Internet y a día de hoy están analizando cómo deben actuar ante una situación similar que se pueda producir en el futuro. Las pautas ya las conocen, ahora solo falta que decidan un protocolo de actuación y lo apliquen.

    Esta vez llegamos tarde y, desde entonces, no pasa cada día sin que lamente y me avergüence de lo sucedido.

  3. […] Lo explica mucho mejor Aburrimiento Vital. La versión corta es la de siempre. Se escriben muchas gilichorreces aprovechando la coyuntura para la recolección de clics. Faro de Vigo muestra el tontolar: “música satánica para una carnicería“, nota de Luis M. Alonso,  que se publica en otros medios regionales como La Nueva España y  La Provincia. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s